Pastoral Litúrgica

1. CORO LITURGICO

Antecedentes Generales
“La tradición musical de la Iglesia universal constituye un tesoro de valor inestimable, que sobresale entre las demás expresiones artísticas, principalmente porque el canto sagrado, unido a las palabras, constituye una parte necesaria o integral de la Liturgia solemne… La Música Sacra, Por consiguiente, será tanto más santa cuanto más íntimamente se halle unida a la acción litúrgica…Además, la Iglesia aprueba y admite en el culto divino todas las formas de arte auténtico, siempre que estén adornadas con las debidas cualidades.” (Sacrosanto Concilium 112)

“La acción litúrgica reviste una forma más noble cuando los oficios divinos se celebran solemnemente con canto y cuando en ellos intervienen los ministros sagrados y el pueblo también participa activamente.” (SC 113)

Generalidades
La Celebración (vista como la liturgia en cuanto acción) es una categoría fundamental para definir a la Liturgia como acción representativa y actualizadora del Misterio de Cristo y de la historia de la salvación. Esta acción litúrgica (celebración de la fe) tiene cuatro componentes: el acontecimiento que motiva la celebración (evocado por la Palabra de Dios), la asamblea celebrante (la Iglesia como sujeto de la acción), la acción ritual (respuesta a la palabra de Dios a través del canto y la oración: Plegaria Eucarística) y el clima festivo (lugar, tiempo, signos y símbolos) que lo llena todo.

El Canto En La Biblia Y En La Liturgia
El canto es una realidad religiosa en toda la Biblia y, particularmente en todo los Evangelios. El propio Señor acudía a la sinagoga según su costumbre (cf. Lc 4, 16) y allí tomaba parte en el canto de los salmos. En la Última Cena cantó los himnos del rito pascual (cf. Mt 26, 30).

Funcion Ministerial Del Coro 
El coro es ministerialmente un elemento importante para la participación litúrgica en general y para el canto del pueblo en concreto. Todo depende de que se plantee bien su función. No se trata de un coro que suplica o suplante el canto del pueblo asumiendo en solitario las funciones que corresponde a la asamblea. Pero sí de un coro que enriquezca el canto del pueblo que, creando espacios de descanso, fomente la contemplación del ministerio, que ayude a dar un color más propio a cada una de las celebraciones y que finalmente anime el canto de toda la asamblea. Entonces, ¿cuáles serán las facetas del coro?.

  • Enriquecer el canto del pueblo (con facilidad).
  • Crear espacios de descanso que fomenten la contemplación.
    (el silencio es la llave para la escucha de la voz del Señor).
  • Dar un colorido más propio a cada una de las celebraciones del año litúrgico.
  • Animar el canto de la asamblea.

Procedimiento para inscribirse y pertenecer al Grupo:
Quienes se interesen por participar en el grupo liturgia, deberán inscribirse con la Coordinadora Srta. Marta Roth después de cada misa o en secratria Parroquial dejando su teléfono o mail para contactarnos e invitar a los ensayos..


2. MINISTROS EXTRAORDINARIOS DE LA EUCARISTIA

Antecedentes Generales
A continuación se exponen algunos aspectos normativos de la Iglesia que se refieren a la labor de quienes cumplen el servicio al altar:

El Papa Pablo VI en su Carta Apostólica Ministeria Quaedam de 15 de Agosto de 1972 suprimió las cuatro órdenes menores (ostiario, exorcista y lector)  y   dejó como «ministerios instituidos» el del Lector y el del Acólito el primero relacionado con el servicio en torno a la Palabra, y el segundo en torno al altar y los sacramentos.

Dichas funciones las ejercerán aquellos laicos idóneos los que participarán con gran fervor y piedad cada vez  en la Sagrada Eucaristía, alimentándose de ella y adquiriendo un más profundo conocimiento de la misma.

En marzo de 1994 la Congregación para el Culto Divino, interpretando al canon 230 & 2 del Código de Derecho Canónico sobre las funciones realizadas en las acciones litúrgicas por laicos, ha respondido que la enumeración de ese canon (lectores, monitores, cantores) también se puede extender al servicio del altar, tanto para hombres como para mujeres, y lo deja a juicio de cada Obispo, oído el parecer de la propia Conferencia Episcopal.

El Lector queda instituido para la función, que le es propia, de leer la palabra de Dios en la asamblea litúrgica. Por lo cual proclamará las lecturas de la Sagrada Escritura, pero no el Evangelio, en la Misa y en las demás celebraciones sagradas; faltando el salmista, recitará el Salmo interleccional; proclamará las intenciones de la Oración Universal de los fieles, cuando no haya a disposición Diácono o cantor; dirigirá el canto y la participación del pueblo fiel; instruirá a los fieles para recibir dignamente los Sacramentos. También podrá, cuando sea necesario, encargarse de la preparación de otros fieles a quienes se encomiende temporalmente la lectura de la Sagrada Escritura en los actos litúrgicos. Para realizar mejor y más perfectamente estas funciones, medite con asiduidad la Sagrada Escritura.

Requisitos para ser elegible:
Para servir como ministros extraordinarios de la Sagrada Comunión, las personas deben:

  • Ser Católicos practicantes que se distingan en su vida, fe, y morales cristianas
  • Tener al menos 19 años de edad;
  • Haber recibido los sacramentos de Bautismo, Confirmación y Eucaristía demostrar una reverencia profunda y una devoción por la Sagrada Eucaristía;
  • Ser un miembro activo de la parroquia.
  • Si está casado(a) el matrimonio debe ser un matrimonio Católico válido.
  • Comprometerse a: Curso de formación anual, Retiro Parroquial y asamblea Parroquial.

Considerando sus antecedentes antes señalados, el Párroco o la coordinadora de los Ministros de Comunión lo invitarán a integrarse a las actividades especialmente programadas para los ministros extraordinarios de nuestra Parroquia.

Cursos de capacitación
Los laicos seleccionados participarán en cursos de capacitación que se dictan todos los años para ser admitidos o renovar su mandato. El Párroco propondrá  al Vicario Episcopal de la Zona Cordillera, las personas para su designación como Ministro de Comunión.


3. PASTORAL DE ENFERMOS

Antecedentes Generales
La Pastoral de Enfermos es una pastoral que visita y asiste espiritualmente a los enfermos del sector parroquial.  Los Ministros de Comunión, llevan la Comunión y la Palabra de Dios, a quienes están enfermos e imposibilitados de asistir a la  Eucaristía, haciendo así extensiva la Misa a los que no pueden asistir.  Los sacerdotes visitan a los enfermos para confesarlos y administrarles el sacramento de la unción.

Los sacerdotes están disponibles a toda hora para la administración del Sacramento de Unción a los enfermos a aquellos que están seriamente enfermos. Los Ministros Extraordinarios deben informar al sacerdote el deseo del enfermo de recibir la Reconciliación y deben formular con él la cuestión de la unción.

La Eucaristía que se lleva al enfermo por parte de los Ministros de Comunión se traslada en un porta viatico y con mucha reverencia. La Eucaristía se lleva directamente de la iglesia a la casa del enfermo sin interrupción.

Las personas que deseen que su familiar enfermo reciba la Eucaristía solicitarán el apoyo espiritual en la Oficina Parroquial.


INFORMACIÓN DE LA PARROQUIA

Av. El Golf 155, Las Condes
Teléfono: (2) 2208 1416
Mail: parroquiaelgolf@gmail.com

Última actualización realizada el 08 de Octubre de 2018